incentivar.es.

incentivar.es.

Aprende a dar feedback constructivo

Aprende a dar feedback constructivo

Introducción

El feedback constructivo es una herramienta muy poderosa que nos ayuda a mejorar continuamente en todos los ámbitos de nuestra vida. Ya sea en el trabajo, en nuestra relación de pareja, con nuestros amigos o en cualquier otro entorno, el feedback constructivo es esencial para nuestro crecimiento personal y profesional. En este artículo, aprenderás todo lo que necesitas saber para dar feedback constructivo de manera efectiva. Descubrirás cómo hacerlo de una manera que sea acogida de manera positiva por la persona que recibe el feedback, y cómo lograr que el mensaje sea claro y efectivo.

¿Qué es el feedback constructivo?

El feedback constructivo es una forma de comunicación que utilizamos para proporcionar información útil y específica a una persona de manera que pueda mejorar en un área determinada. El feedback constructivo no es crítico en su naturaleza, sino que está diseñado para ayudar a la persona a crecer y mejorar. Se le llama "constructivo" porque debe estar diseñado para construir algo - en este caso, la persona que recibe el feedback.

¿Por qué es importante el feedback constructivo?

El feedback constructivo es una parte vital del proceso de aprendizaje y crecimiento personal. Cuando recibimos feedback constructivo, podemos identificar áreas en las que necesitamos mejorar, lo que nos permite tomar medidas para mejorar nuestras habilidades o comportamientos. El feedback constructivo también puede proporcionarnos una valiosa perspectiva de cómo nos ven los demás, lo que nos ayuda a comprender mejor nuestras fortalezas y debilidades, y cómo podemos mejorar en un área determinada.

Cómo dar feedback constructivo

Ahora que tenemos una comprensión clara de lo que es el feedback constructivo y por qué es importante, vamos a repasar algunos consejos clave para proporcionar feedback constructivo de manera efectiva. 1. Sé específico Para que el feedback sea efectivo, es importante que sea específico. Es mucho más útil decir "Me di cuenta de que tu presentación carece de detalles específicos y relevantes" que decir "No me gustó tu presentación". Proporcionar información específica es más útil para ayudar a la persona a mejorar, porque proporciona una base en la que pueden trabajar. 2. Descríbelo en términos de comportamiento o acción Cuando estamos dando feedback, es importante enfocarnos en el comportamiento o acción específica que nos interesa en lugar de centrarnos en la personalidad de la persona. Por ejemplo, es mucho más efectivo decir "Me sentí frustrado cuando llegaste tarde a la reunión" que decir "Eres muy poco confiable". 3. Haz que el feedback sea oportuno Es importante que el feedback sea oportuno para que la persona pueda utilizarlo de manera efectiva. Si esperamos demasiado tiempo para dar feedback, ese feedback puede perder su valor o su impacto. Por lo tanto, es importante proporcionar feedback tan pronto como sea posible después de que ocurra el comportamiento en cuestión. 4. Contén tus emociones Asegúrate de controlar tus emociones cuando estás dando feedback. Si te enojas o te frustras, es probable que la persona que recibe el feedback se sienta a la defensiva y que no esté abierta a escuchar lo que tienes que decir. Al mantener tus emociones bajo control, puedes asegurarte de que el feedback sea recibido de manera positiva. 5. Sé sincero pero amable Es importante que el feedback sea sincero, pero también es importante que sea entregado de manera amable. Asegúrate de que la persona se sienta respetada y valorada mientras recibe feedback. El feedback constructivo no debería ser una excusa para menospreciar o insultar a alguien, sino una oportunidad para ayudar a alguien a crecer y mejorar.

¿Cómo se siente al recibir feedback constructivo?

Recibir feedback constructivo puede ser incómodo o incluso aterrador, pero es necesario para nuestro crecimiento y desarrollo personal. Cuando recibimos feedback, es importante tratar de no sentirnos a la defensiva y en su lugar, estar dispuestos a escuchar y aprender. Si recibimos feedback que no está claro o que no parece útil, es importante hacer preguntas específicas para obtener más información.

Conclusión

El feedback constructivo es una herramienta poderosa que puede ayudarnos a mejorar en todos los aspectos de nuestra vida. Al ser específicos, describir los comportamientos o acciones específicas, proporcionar feedback oportuno, mantener nuestras emociones bajo control y ser sinceros pero amables, podemos asegurarnos de que el feedback sea efectivo y constructivo. Al aprender a dar feedback constructivo efectivo, podemos ayudar a otros a crecer y mejorar, y también mejorar nosotros mismos en el proceso.